Futuros de materias primas: ¿cómo operar en ellos?

¿Quieres invertir en futuros de materias primas, pero no sabe cómo? Los futuros sobre materias primas podrían ser la inversión ideal para ti. Estos son contratos que te permiten comprar o vender una materia prima a un precio determinado en una fecha concreta. Las tarifas de activos como el trigo y el petróleo pueden moverse mucho, creando oportunidades para los inversores. Sin embargo, para entrar en este mercado, primero hay que entender qué son los futuros de materias primas y cómo funcionan.

En este artículo, te explicaremos los fundamentos de la negociación de futuros de materias primas. Además, te daremos algunos consejos para empezar. A su vez, te ofreceremos una introducción al mundo del comercio de materias primas para que puedas decidir si es para ti o no. Por ello, sigue leyendo y no te pierdas ningún detalle sobre este activo digital.

¿Qué son los futuros de materias primas?

Un futuro sobre materias primas es un contrato para comprar o vender una cantidad específica de este a un precio concreto. El cual se efectivizaría en una fecha determinada del futuro. Los futuros de materias primas se negocian en las bolsas y pueden utilizarse con fines de cobertura.

Comprar un futuro sobre materias primas significa que te comprometes a comprar el activo. Así como el precio especificado en determinada fecha. Si vendes un futuro sobre materias primas, estarías sujeto a vender el producto básico al precio especificado en una fecha determinada.

Actualmente, existen muchos tipos diferentes de materias primas con las que se puede comerciar. Entre ellos podemos mencionar los siguientes:

  • Los metales (oro, plata y platino).
  • La energía (petróleo crudo y gas natural).
  • El ganado (vientres de cerdo y ganado vivo).
  • Los productos agrícolas (maíz, trigo, soja).

Los precios de los futuros de este activo se basan en la oferta y la demanda. Asimismo, pueden verse afectados por el clima, la política y otros factores.

Operar con este activo puede ser arriesgado y requiere un conocimiento del mercado. Algunas personas utilizan este tipo de futuros para especular sobre la dirección de los precios. Mientras que otras los usan para protegerse de las variaciones de los precios. Por ello, antes de suscribirte a cualquier contrato de futuros, debes comprender las condiciones del mercado.

Cómo funcionan los futuros sobre materias primas

Estos activos digitales son acuerdos para comprar o vender una cantidad específica de un producto básico en una fecha futura. Los contratos de futuros están estandarizados por el broker en el que se negocian, y suelen negociarse en grandes cantidades.

Entre las materias primas más cotizadas del mercado se encuentran los productos agrícolas, metales preciosos y la energía. Cada contrato tiene características específicas, como el tipo de materia prima y el tamaño del contrato. Así como la fecha de entrega y el tamaño mínimo del tick. Cuando un inversor compra este tipo de activo, está comprando el derecho a recibir la mercancía subyacente en una fecha posterior. Si deciden vender su contrato antes de que expire, nunca recibirán dicho instrumento financiero.

Los precios de los futuros están determinados por la oferta y la demanda. Asimismo, suelen cotizarse en términos de dólares estadounidenses por unidad de la mercancía. Por ejemplo, si el oro cotiza a 1200 dólares por onza, entonces un contrato de futuros por 100 onzas de oro valdría 120.000$.

Los contratos de futuros tienen una serie de características. Los cuales se diferencian de otros tipos de instrumentos financieros. Algunos de sus factores más destacables son los siguientes:

  • En primer lugar, se negocian con margen. Esto significa que solo hay que pagar por adelantado un pequeño porcentaje del valor total del contrato.
  • Están sujetos a apalancamiento. Esto significa que pequeños movimientos en el precio pueden dar lugar a grandes ganancias o pérdidas.
  • Por último, son muy volátiles. Esto quiere decir que los precios pueden moverse muy rápidamente y de forma imprevisible.

Por estas razones, los futuros de este activo no son adecuados para todos los inversores. Antes de operar con ellos, es importante entender cómo funcionan y ser consciente de los riesgos que conllevan.

Por qué invertir en futuros de materias primas

A la hora de invertir, hay muchas opciones diferentes entre las que elegir. Algunos inversores prefieren ceñirse a las acciones y a los bonos. Mientras que otros se aventuran en un territorio más volátil, como las criptomonedas o los penny stocks. Sin embargo, hay otra opción que se encuentra en algún lugar entre estos dos extremos: los futuros de materias primas.

Los futuros de productos básicos son acuerdos para comprar o vender una determinada cantidad a un precio y fecha determinados. Pueden utilizarse para protegerse de la inflación o para apostar por la dirección futura de los precios. Por ello, existen algunas razones por las que podrías considerar la posibilidad de invertir en este tipo de instrumento financiero.

  • En primer lugar, suelen ser menos arriesgados que otros tipos de inversiones, como las acciones o criptomonedas. Esto se debe a que los precios de estos productos son relativamente estables y hay menos margen para la manipulación de los precios.
  • La segunda razón es que este activo digital puede utilizarse para diversificar la cartera de inversiones. Esto se debe a que tienden a moverse en la dirección opuesta a otras clases de activos, como las acciones o bonos.
  • Por último, los futuros pueden proporcionar buenos rendimientos si tienes el conocimiento necesario. Debido a que siempre existe la posibilidad de beneficiarse de los movimientos de los precios, ya sean al alza o a la baja.

Por todo lo mencionado, estos activos digitales pueden ser una opción inteligente para muchos inversores. O, para aquellos que busquen una inversión distinta a las tradicionales.

Cuando se liquidan los futuros de materias primas

En el mundo del comercio de productos básicos, un contrato de futuros se comercia de distintas formas. Por ejemplo, un agricultor puede firmar un contrato para vender su cosecha de trigo a un precio determinado por fanega dentro de seis meses. Una vez realizado el acuerdo, ambas partes se obligan a cumplir sus obligaciones en la fecha especificada. Si el precio del trigo sube por encima del precio del contrato antes de la fecha, el agricultor seguirá obligado a vender su trigo. A la inversa, si el precio del trigo cae por debajo del precio establecido, el comprador tendrá que pagar más.

En cualquier caso, los contratos de futuros ayudan a proteger a los compradores y vendedores de las fluctuaciones de los precios. Al mismo tiempo, ofrecen a los comerciantes de este activo una forma de especular sobre sus futuros movimientos. La mayoría de los contratos de futuros se liquidan mediante la entrega de la mercancía subyacente en la fecha especificada. Sin embargo, algunos se liquidan en efectivo. Asimismo, cada parte simplemente paga o recibe la diferencia entre el precio del contrato y el precio de mercado.

Tanto si un contrato de futuros se liquida en efectivo como con entregas reales, ambas partes de la transacción deben depositar un margen. Este es esencialmente un depósito de buena fe que garantiza el cumplimiento del contrato. Si una de las partes no cumple con sus obligaciones, puede ser objeto de una liquidación forzosa de su posición. En otras palabras, el margen puede utilizarse para cubrir las pérdidas sufridas por una contraparte.

Los futuros de este activo digital se negocian en brokers de todo el mundo. Asimismo, pueden utilizarse para cubrirse contra el riesgo. O, se usan para especular sobre los futuros movimientos de los precios. Por ello, solo los inversores con experiencia deberían considerar la posibilidad de operar con dicho activo.

Las materias primas más cotizadas en la bolsa

Cuando la mayoría de las personas piensan en materias primas, imaginan productos como el petróleo crudo, el maíz y café en grano. Sin embargo, hay muchos otros artículos que se negocian en los mercados de dicho activo. He aquí algunos de los productos básicos más cotizados:

  • El oro: es un metal precioso que se ha utilizado como forma de moneda durante siglos. Hoy en día, se sigue considerando un activo valioso, y su precio se utiliza a menudo como barómetro de la salud de la economía.
  • El petróleo: es uno de los productos básicos más importantes del mundo. Se utiliza para producir gasolina, plásticos y otros productos. El precio del petróleo puede verse afectado por la inestabilidad política en los países productores de petróleo. Así como por los cambios en la demanda.
  • El gas natural: es un combustible fósil que se utiliza para la calefacción y la generación de electricidad. Su precio suele estar vinculado al del petróleo.
  • Cobre: es un metal que se utiliza en el cableado eléctrico y la fontanería. Su precio puede verse afectado por factores como la oferta y la demanda. Así como por los cambios en el valor del dólar estadounidense.
  • Trigo: es un grano de cereal que se utiliza para hacer harina para el pan y otros productos. El precio del trigo puede verse afectado por factores como las condiciones meteorológicas y la demanda mundial.

Riesgos y beneficios de invertir en futuros sobre materias primas

Cuando se trata de invertir, existen muchas opciones diferentes. Una opción que ha ganado popularidad en los últimos años son los futuros de materias primas. Sin embargo, la inversión en este tipo de activos conlleva tanto beneficios como riesgos. Los cuales te los detallamos a continuación:

Ventajas:

  • Una de las ventajas de los futuros sobre material básico es que ofrecen la posibilidad de obtener importantes beneficios. Los precios de estos pueden ser muy volátiles, y los inversores astutos pueden aprovechar estos movimientos para obtener ganancias sustanciales.
  • Estos activos digitales pueden proporcionar diversificación a una cartera de inversiones. Como las materias primas tienden a moverse independientemente de las acciones y los bonos, pueden ayudar a reducir el riesgo general.
  • Muchos traders ven los futuros como una forma de protegerse contra la inflación o de proteger sus carteras de la volatilidad del mercado.

Riesgos:

  • Uno de los mayores peligros es que los precios pueden moverse en contra del inversor, provocando pérdidas.
  • Los precios de las materias primas son muy volátiles, lo que significa que siempre existe la posibilidad de que se produzcan cambios repentinos.

Por estas razones, es importante abordar los futuros de materias primas con precaución. Además, te recomendamos consultar con un asesor financiero antes de realizar cualquier inversión.

Estrategias de trading en futuros de materias primas

Existen una gran variedad de estrategias de negociación. Las cuales pueden utilizarse para invertir en futuros de materias primas. Cada una de ellas cuenta con sus propias ventajas y desventajas:

  • Una estrategia común consiste en comprar contratos de futuros cuando los precios son bajos. De esta manera, se venden cuando los precios suben, en un esfuerzo por beneficiarse de la diferencia de precios. Esta estrategia se conoce como especulación.
  • Otra estrategia común se conoce como cobertura. En este caso, los operadores compran contratos de futuros para protegerse de las oscilaciones de los precios del activo. Por ejemplo, un agricultor puede comprar un contrato de futuros sobre el trigo. Esto con el fin de fijar un precio determinado para su cosecha. Así se asegura de que podrá seguir obteniendo beneficios incluso si los precios caen en el momento de recoger su cosecha.

Cada una de estas estrategias tiene sus propios riesgos y recompensas, y no existe una táctica mejor que la otra. En última instancia, corresponde a cada operador decidir qué estrategia usar para operar en futuros de materias primas.

Mejores brokers para invertir en futuros de materias primas